Atlántica Agrícola apuesta por el empleo de calidad gracias al Fondo Social de la Unión Europea
26 junio, 2019
Mozo de Almacén
6 agosto, 2019

Con una amplia gama de productos para la agricultura profesional, Atlántica Agrícola sigue consolidando su presencia en el mercado peruano con soluciones que van en sintonía con las necesidades de una agroexportación cada vez más cercana a lo natural y a lo sostenible. En especial, Perú está muy receptivo a su amplia oferta de bioestimulantes y biopesticidas, estos últimos basados en formulaciones de extractos naturales que reducen el riesgo de trazas químicas en los cultivos.

David Candil, Director de Marketing de Atlántica Agrícola.

El agro peruano enfrenta el reto mundial de seguir produciendo cada vez más con un menor uso de ingredientes activos o metabolitos que generen riesgos de presencia de trazas químicas en los mercados de destino. Esto es algo que tiene muy claro Atlántica Agrícola, compañía que está presente en Perú desde hace seis años, y que ha introducido una gama de soluciones inocuas, que pueden ser incluidas sin preocupación alguna en los programas de tratamientos de los diferentes cultivos.

“Aquí se cumple lo que hemos visto en otros mercados, es decir, el desarrollo en la venta de productos naturales que rompen los límites de rendimiento de las distintas variedades dentro de los programas de fertilización”, manifiesta David Candil, director de Marketing de Atlántica Agrícola.

Dentro de la región, agrega David, Perú es uno de los focos importantes donde la firma está invirtiendo muchos recursos en infraestructura y personal. Atlántica Agrícola tiene como objetivo posicionarse como referente mundial en la producción y comercialización de productos ecológicos. Por ello, además de sus líneas de ácidos húmicos y materias orgánicas, fertilizantes foliares, correctores de carencias, bioestimulantes y aminoácidos, la marca ofrece una serie de productos ecológicos tanto a nivel nutricional como a bioprotección de cultivos.

LOS PRODUCTOS MÁS DEMANDADOS

Víctor Romano, Gerente General de Atlántica Agrícola Perú.

A raíz de tantas exigencias de los mercados de destino, el gerente general de Atlántica Agrícola Perú, Víctor Romano, comenta que existe una gran demanda interna por los extractos botánicos para contrarrestar algunas enfermedades. Esto sin dejar de lado toda la oferta relacionada a la parte fisiológica y de nutrición. “Cada vez más los mercados de afuera dejan de lado la aplicación de productos químicos y exigen mucho más los tratamientos naturales y ecológicos”, apunta.

La empresa ha logrado escalar en los dos últimos años desde la décima a la tercera posición en la venta de extractos naturales en el mercado local, gracias a su calidad y gran efectividad. El producto estrella es Nemagold, un extracto botánico a base de Tagetes erecta, que ha resultado clave en el desarrollo radicular de la planta ante situaciones de ataque de plagas de suelo y que ha resultado ser muy efectivo en el control de nemátodos fitopatógenos, ya que promueve el desarrollo de autodefensas en los cultivos, además de un mayor desarrollo radicular por la presencia de extractos de algas en su formulación, que diminuyen los daños en general y las caídas en el rendimiento.

“El problema de nemátodos es muy fuerte en el norte y sur del país. Debido a ello, hemos tenido la oportunidad de introducir Nemagold con buenos resultados”, enfatiza Romano, para, seguidamente, mencionar que en el 2017 vendieron 10,000 litros del producto, mientras que un año después las ventas llegaron a 120,000 litros. Otro de los extractos que ha crecido en la última campaña es Canelys, un producto con marcado efecto inductor de autodefensas en cultivos susceptibles de ataques de oídio y otros hongos. Este producto permite la convivencia con los insectos benéficos y puede ser mezclado con otros productos fitosanitarios de uso común (azufre, cobre, etc.), para potenciar un efecto controlador de hongos y ácaros.

“Los productos con mayor demanda son los orgánicos, y cada vez más son los productores tradicionales quienes los demandan y utilizan en sus cultivos, porque les permite producir y controlar enfermedades sin ningún riesgo rebasar el límite de residuos y no requieren periodos de carencia”, refiere Romano.

PRESENCIA EN LA AGRICULTURA PERUANA

Instalaciones de Atlántica Agrícola en Villena, Alicante, España

Actualmente, Atlántica Agrícola tiene presencia en los principales fundos ubicados en la costa y selva peruana, enfocados en cultivos de agroexportación. No obstante, su objetivo es seguir ampliando su presencia en una mayor gama de cultivos con sus reconocidos productos. “Vemos que hay mucho aún por seguir creciendo, más aún cuando hay nuevas alternativas que comienzan a despegar y que no estaban dentro del espectro tradicional de lo exportado, como los arándanos”, sostiene el gerente comercial.

Por ello es que la firma está muy enfocada en el desarrollo y comercialización de nuevos productos. El centro principal de producción está en Villena, Alicante, España; que es donde se fabrican los fertilizantes, ácidos húmicos y bioestimulantes; mientras que los extractos botánicos se desarollan en la empresa ‘hermana’ Bioatlántica, que tiene sede en San Pedro Sula, en Honduras, debido a que se utilizan especies nativas para la elaboración de los extractos.

De acuerdo a Romano, la expectativa de la empresa es crecer entre un 30 a 40% hacia el 2021. El año pasado, el crecimiento fue de un 18% y apuntan a que este año cerrarán con un 20% más de ventas. Hoy en día están en proceso de registro tres extractos botánicos en el Senasa, para su posterior lanzamiento en los siguientes meses.

Fuente: Revista Redagrícola